"Tenía dos sueños: trabajar en un reactor nuclear y ser profesor"

Martes 5 de marzo de 2019

Desde 2015 realiza clases en el Colegio Tabancura. José Ignacio González a lo largo de sus 28 años ha vivido de cerca la pedagogía. En su familia, seis de sus tíos son profesores, por lo que se declara un admirador de la labor que hacen diariamente.


“Desde que estaba en el colegio me apasionaban mucho las ciencias, sobre todo las matemáticas y la química. Me gustaba enseñarles a mis compañeros. Desde los 15 años tenía dos sueños: trabajar en un reactor nuclear y ser profesor”. Y así lo hizo. Al salir del colegio estudió Ingeniería Civil Química e hizo su práctica en el Reactor Nuclear de La Reina.

 

Sin embargo, sintió que no le gustaba desempeñarse como ingeniero y necesitaba tener mayor contacto con la gente. “Comencé a hacer clases de matemáticas y quedé fascinado. Después hice de química y me di cuenta de que el segundo sueño era el real y para poder cumplirlo tenía que estudiar. De esta forma terminé obteniendo una doble carrera”, dice el recién titulado José Ignacio González de las carreras de Pedagogía en Matemática y Química en la Facultad de Educación UANDES.


Dos años le tomó lograr su doble titulación y debió conjugar no solo el ámbito académico, sino que también el familiar y profesional. “Creo que aprendí muchas cosas las cuales me permitirán desarrollarme y crecer en lo profesional y en lo personal”.