Rafael Vergara: Hacer clases es "un cable a tierra" que permite estar más involucrado

Miércoles 21 de noviembre de 2018

Siete años lleva Rafael Vergara al mando del Colegio Huinganal en Lo Barnechea. Junto a la responsabilidad que implica estar a la cabeza de este proyecto educativo, comparte con su señora y sus 8 hijos. El tiempo, además, lo reparte con sus compañeros del Programa de Pedagogía Media en Religión, en la UANDES, donde esta hoy perfeccionándose.

Una experiencia, que lo tiene muy contento, y que sin duda le ha permitido obtener herramientas que le sirven en el día a día, y así lo destaca: “he tenido el privilegio de contar con profesores de un gran nivel académico y también humano, lo que me ha permitido profundizar en mis conocimientos y en la didáctica de la asignatura de Religión. Cumple plenamente mis expectativas”.

Sobre esto último, reconoce que impartir hoy la clase de religión no es una misión fácil, pero que se debe trabajar día a día para acercarla a los jóvenes. Para él es clave, guiarse, por lo que en su momento señaló el Papa Francisco, “que la asignatura gire constantemente en torno a la figura de Jesucristo creando conciencia en los jóvenes que el cristianismo no consiste en creer en un conjunto de dogmas, ni que tampoco es una especie de ideología de lo espiritualmente bueno, sino que consiste en seguir a una persona viva y actual: la persona de Cristo”.

Desde 2012 este alumno, del programa que imparte la Facultad de Educación, es director. Para él, una buena labor directiva en un colegio debe estar asociada no solo con lo administrativo, sino que también con empaparse de la realidad al interior de las aulas.

“Es fundamental impartir clases, aunque sea unas pocas horas a la semana, ya que proporciona un “cable a tierra” que permite estar mucho más involucrado en la vida escolar. Esto contribuye a que las decisiones que se tomen sean teniendo en cuenta la realidad del establecimiento y no simplemente detrás de un escritorio; más aún cuando se trata de la formación de personas, que sin duda es lo más importante de un colegio. Porque de lo que se trata es de ayudar a los padres en su misión de educar a sus hijos en sus dimensiones personal y social, para que éstos influyan luego cristianamente en la sociedad”, afirmó Rafael Vergara alumno UANDES.